Copermatica 625x75
Usuario - - Acceso de usuarios
Martes - 07.Diciembre.2021

Estás en: Noticias

Lo que se esconde bajo la pista de una Estación de Servicio

enviar a un amigo

Lo que se esconde bajo la pista de una Estación de Servicio.

Debajo de la pista de una estación de servicio existe un universo que desconocemos o que habitualmente pasamos por alto.
Bajo el hormigón del pavimento en el pasado se enterraron nuestros tanques, instalaciones mecánicas y eléctricas, tuberías de agua y de aire comprimido, etc.

Tenemos en el entorno próximo canalizaciones y servicios públicos. Recordamos que para instalar todas las infraestructuras necesarias de nuestra actividad se excavó el terreno que allí estaba. Sin embargo no nos paramos a pensar que bajo nuestras instalaciones existen otros "elementos" que estaban allí de forma natural antes de que nosotros ocupáramos ese lugar. 

Si nos diéramos cuenta de que convivimos con organismos vivos y recursos naturales de gran importancia para el desarrollo de la vida, seguramente tomaríamos conciencia de que nuestra actividad debe causar el menor impacto al entorno en el que la desarrollamos. No se trata de mantener un argumento radical, sino utilizar el medio natural aprovechándolo en nuestro favor, pero actuando sosteniblemente.
 
El 71 % de la superficie terrestre está cubierta por agua, pero solo el 3,5% es agua dulce, del cual el 1,7% está en forma de hielo, el 0,04 % es biodisponible y el 1,72 % se encuentra en el subsuelo almacenado y discurriendo en acuíferos. Esto supone que prácticamente nuestras reservas de agua se encuentran en los acuíferos, por lo que es imprescindible cuidarlos; "si no hay agua dulce no hay vida".
 
Un acuífero es aquel estrato o formación geológica que permite la circulación y el almacenamiento del agua subterránea por sus poros o grietas. Aunque existe la creencia de que el agua subterránea se encuentra de forma puntual y se localiza llenando cavidades y circulando por galerías, lo habitual es que se encuentra en los intersticios (poros y grietas) del suelo, del sustrato rocoso o del sedimento sin consolidar, los cuales la contienen como una esponja. Por lo tanto casi con seguridad bajo cualquier instalación existe un acuífero, más o menos superficial y más o menos explotable, pero en cualquier caso un recurso natural esencial para la vida. 
 
Es por ello que debemos concienciarnos de las consecuencias que se derivan de no actuar en el caso de que por nuestra actividad, el suelo esté afectado por contaminación.
 
La contaminación del agua subterránea puede permanecer por largos períodos de tiempo, debido a la baja velocidad del fluido y a la escasa tasa de renovación de las aguas, por lo que hace años se entendía que un acuífero contaminado era un acuífero perdido.
 
En la actualidad existe una amplia gama de técnicas que permiten recuperar de forma "razonable" la calidad de un acuífero contaminado; entendiendo por razonable un grado de recuperación equilibrado en relación a la situación y al entorno inmediato del emplazamiento, al uso del suelo y al coste del proceso de descontaminación.
 
 

Alejandro Prados Pecharromán
AMS Técnicas de Descontaminación

 
Compártelo:
meneame digg delicious technorati google bookmarks yahoo blinklist twitter Facebook Facebook
ir arriba

Asociados
Patrocinios
Alf@ Hidrocarburos
v02.15:0.01
GestionMax
novedades   contacto   política privacidad   aviso legal   buscador   mapa web   
Federación Regional de Empresarios de Estaciones de Servicios (FECAMAES) - G45387651 | Paseo de Recaredo, 1 - 45.002 TOLEDO (Castilla la Mancha) | Tlf. +34.925-25 47 20
Desarrolla Copermatica